Make your own free website on Tripod.com
 
Los crímenes de la década fujimorista *

Justificándose en la lucha contra la subversión, grupos de aniquilamiento de las "fuerzas del orden" mataron en nombre de la "pacificación" del país

Pamela Palacios
 

Estos son los horrores de un gobierno que se dice democrático. Son algunos de los crímenes que sujetos del regimen como Martha Chávez creen que fueron provocados por sus propias victimas, estos son los derechos humanos ultrajados, dinamitados, fusilados por las fuerzas armadas, policiales y grupos paramilitares de la dictadura encubierta de Fujimori. Pero claro, si hasta el mismisimo primado de la Iglesia Católica, Juan Luis Cipriani, llegó a decir que los derechos humanos son una cojudez.

MATANZA DE BARRIOS ALTOS
En 1991, el grupo paramilitar Colina, liderado por el mayor del EP Martín Rivas y creado por Vladimiro Montesinos, incursionó en una quinta del jr. Huanta 840, que habia sido objeto de investigación por el SIN tras el atentado que sufriera en 1989 la custodia presidencial en la que murieron 4 soldados. Personas armadas con pasamontañas descendieron de dos camionetas de la Presidencia de la República y del Ministerio del Interior y acribillaron a 15 personas, incluido un niño de 9 años, Javier Rios Rojas, que participaba de una pollada pro fondos para la quinta.

DOCTOR AUGUSTO ZÚÑIGA, PERIODISTAS MELISSA ALFARO Y LUIS MORALES
Los primeros ensayos de los escuadrones de la muerte se inician en 1991 con el atentado contra el doctor Augusto Zúñiga, quien perdió un brazo por una carta-bomba. De la misma forma perdió la vida la periodista del Semanario Cambio, Melissa Alfaro (23) en Lima. En Ayacucho, asesinaron a sangre fria al periodista Luis Morales y dias después a la testigo Celestina Huallanca, su esposo Francisco Solier, el hijo de ambos Gualdím Solier Huallanca y a un pariente de su familia.

EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES Y MUERTES NO ESCLARECIDAS
Un total de 144 ejecuciones extrajudiciales se registraron a lo largo del año 1991, incluyendo 50 personas desaparecidas por las fuerzas del orden y hálladas muertas posteriormente. Más de diez cadáveres fueron encontrados en Huancayo entre julio y setiembre de ese año y corresponden a estudiantes universitarios asesinados por el Ejercito. Además, 44 ciudadanos fueron muertos en diversos lugares por no acatar la orden de restricción vehicular nocturna.

CASTRO CASTRO
En mayo de 1991, un operativo policial-militar contra los detenidos por terrorismo en el Penal Miguel Castro Castro terminó con la muerte de 42 internos y dos policias.

PEDRO HUILCA
En 1992, el dirigente de Construcción Civil y de la Confederación General de Trabajadores del Perú fue acribillado en su camioneta. El atentado se atribuyó al grupo subversivo Sendero Luminoso. A fines de 1997, el ex agente del SIN Mermes Carles Talledo acuso al mayor Martin Rivas y a Carlos Pichilingue del asesinato.

CASO LA CANTUTA
En 1992, el siniestro Grupo Colina ingresó en la madrugada del 18 de julio a la Universidad "Enrique Guzmán y Valle" de la Cantuta y secuestró a 9 estudiantes y un profesor para luego torturarlos, asesinarlos y descuartizarlos. Luego incineraron los restos y los enterraron en fosas clandestinas.

CASO ANGASMARCA
En 1993, nueve pobladores del distrito de Angasmarca-La Libertad fueron asesinados por una patrulla militar, tras ser obligadas a ingresar a la entrada de una mina abandonada. El lugar fue posteriormente dinamitado con explosivos de alto poder. Ese año se denunciaron 34 casos de ejecución extrajudicial. La responsabilidad es atribuida a las FFAA (13 casos), a la Policia Nacional (10), a los Comités de Defensa Civil (l0 casos) y otros tanto a una acción combinada del Ejército y Comités de Defensa Civil.

OPERATIVO ARIES EN EL ALTO HUALLAGA
En 1994, en el operativo militar conocido como "Aries", el Ejercito utilizo helicopteros artilleros lanzando "rockets" contra poblaciones o caserios ubicados en la margen izquierda del Rio Huallaga. A esto se suma otras denuncias sobre muertes de civiles como consecuencia directa de operativos antisubversivos, como el denominado "Operación Tarapacá".

INDALECIO POMATANTA ALVARRÁN
En 1995, el menor de 16 años fue muerto por efectivos de la Marina en la zona de Padre Abad, Ucayali, en el marco del operativo de rastrillaje. Su padre Juan Pomatanta denunció que al levantar la cabeza vio que su casa estaba siendo incendiada y que su hijo, envuelto en llamas, corria desesperadamente hacia los matorrales. Murió en el hospital.

MARIELA LUZ BARRETO RIOFANO
En 1997, la agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), Mariela Luz Barreto Riofano, apareció muerta y descuartizada a fines de marzo en el distrito de Carabayllo. Su cuerpo presentaba los brazos seccionados, la cabeza, las manos y los pies. Asimismo, presentaba diversas lesiones a la altura del cuello, en ambos costados del abdomen y en una de las piernas. Conforme a la información aparecida en el programa "Contrapunto", los autores del asesinato serían miembros del SIN. Mariela Barreto habia pertenecido a un grupo de operaciones especiales al mando del mayor EP Santiago Martin Rivas y que en enero de 1997 había sido objeto de una investigación por infidencia.

PEDRO RAFAEL MARINO NÚNEZ
El 31 de octubre de 1997 fue ahogado en la playa de Ventanilla por efectivos policiales al mando del capitán Jhonny Chang, quienes lo torturaron para que inculpe por la supuesta tenencia de armas y explosivos. A través de la necropsia se pudo constatar diversas lesiones y escoriaciones, sobre todo en las muñecas, y además se determinó que en el estómago había agua con arena.

SANTOS CALVAY
El 15 de abril de 1998, el profesor Emetrio Santos Calvay y el teniente gobernador del caserío Hualquiro fueron interceptados en el Callejón de la Ponderosa, al noreste de Olmos, por una patrulla del Ejército al mando del suboficial EP Mil Panta Vilela. Los efectivos militares confundieron al profesor y al teniente gobernador con subversívos y pretendieron detenerlos. A1 no lograr su objetivo, los mataron.

PABLO PASCUAL ESPINOZA LOME
El 16 de enero de 1999 el interno del penal de Yanamilla (Ayacucho), fue sacado de su pabellón por el agence del INPE, Marco Antonio Espinoza Rivera, quien lo condujo conjuntamente con el agente del INPE, Marcial Eliseo Pérez Yoplac, al lugar llamado "celda de meditación" por enconcrarse con sintomas de ebriedad. Fue golpeado por ambos agentes y a las pocas horas murió.

DEMETRIO ESTEBAN VALENCIA
El 14 de Febrero de 1999, en Aucayacu, Huánuco, efectivos del Ejército guiados por un arrepentido realizaron un operativo para detener a los presuntos subversivos Demetrio Esteban Valencia y Rosas Diego Espiritu, que se encontraban en una bodega libando licor. Esteban Valencia, al asumir que estaba siendo objeto de un asalto intentó quitarle el arma a uno de ellos. Un teniente le disparó al cuerpo ocasionándolé la muerte.

WALTER MUNARRIZ ESCOBAR
El 20 de marzo de 1999, en el distrito de Lircay Huancavelica, este estudiante universitario y conductor de un conocido programa radial fue arbitrariamente detenido, posteriormente torturado y finalmente desaparecido en la Comisaría de Lircay por efectivos policiales de esa delegación.

TEOBALDO JAIME PALACIOS SANCHEZ
El 10 de abril de 1999, Jaime se presentó voluntariamente a la oficina de reclutamiento de Huaraz para cumplir el servicio militar obligatorio, por lo que fue trasladado al Fuerte Coloma en Tumbes. A los diez días fue conducido de emergencia al Hospital de Apoyo del Ministerio de Salud de Tumbes. El cadáver mostraba hematomas en diferentes partes del cuerpo. Según el testimonio de un ex recluta, la causa de su muerte fue el maltrato que recibió luego de escapar de las instalaciones militares.

JUAN ESPINOZA RODRÍGUEZ
El 20 de setiembre de 1999 fue asesinado cuando regresaba de la zona rural aledaña a la ciudad de Pachitea, en donde era peón de una chacra. El autor del crimen fue el técnico EP Edi Paredes Alegre, quien se encontraba en estado etílico.

ESTEBAN MIÑÁN CASTRO
El día 14 de noviembre de 1999 Esteban Miñán Castro, interno del Establecimiento Penitenciario Tambo de Mora de Chincha, protagonizó actos de indisciplina luego de haber ingerido licor por lo que los agentes penitenciarios Florencio Calderón Fernández, Vidal Wilfredo Celis Arias, Miguel Gamero Chunlluncuy, Ramiro Cupe Cucho y Hernán Changana Oyola, provistos de sus varas de reglamento y de gas neutralizante lo redujeron. Murió como consecuencia de las golpizas.

JOSÉ ANTONIO PALACIOS GARCIA
Fue intervenido el día 2 de diciembre de 1999 en Ica por un patrullero policial por hallarse indocumentado. Dos horas después de su detención falleció. Inicialmente la versión policial señalaba que se habia suicidado con su propio polo. Dicha versión se cambió por otra que sostenía que se había caido sobre unos fierros al momento de querer escapar del local policial.
 

* Publicado en el diario Liberación, Lima 23 de septiembre del 2000, página 13.
 

Volver