"Asesor" obligó a renunciar a Dellepiane y le ofreció trabajo en OEA o en el FMI *
 

En una reunión ocurrida el 5 de mayo de 1998, el prófugo Vladimiro Montesinos obligó a renunciar al entonces secretario ejecutivo de la Comisión Ejecutiva del Poder Judicial, José Dellepiane Massa. El ex asesor le ofreció a Dellepiane conseguirle trabajo en el extranjero -a pedido expreso de Alberto Fujimori- y balancearle el presupuesto familiar mientras decidía en qué nueva institución ubicarlo. Cabe recordar que Dellepiane fue reemplazado por David Pezúa. A continuación, extractos de la transcripción del vídeo 884.

Montesinos: Mire, lo llamo para una cosa, para mí no grata, por la amistad, pero las obligaciones están por encima de las cosas. Tengo el ingrato encargo de transmitirle la dimisión para que deje usted el cargo.

Dellepiane: Ya.

Montesinos: Y a su vez ofrecerle la alternativa a dónde quiere usted ir, me comunica el jefe a dónde quiere usted escoger un cargo en el extranjero.

Dellepiane: Ni idea. En este momento, no.

Montesinos: Bueno.

Dellepiane: ¿Alguna razón especial?

Montesinos: Ninguna, sino simplemente son razones de reajustes que el jefe decide y dispone, y entonces esto tiene que producirse hoy día. Yo ya tengo las resoluciones firmadas, pero he hecho dos alternativas: para mí la que debe jugar es aceptando la renuncia, que creo que es lo más saludable.

Dellepiane: Sí, lo más saludable.

Montesinos: ¿No? Entonces esa ya tienes acá, cinco semanas, firmando la renuncia, que es el día (ininteligible) aunque sea ya público, que esto está para salir en "El Peruano". Y la otra, bueno, (ininteligible) yo pienso que ésta no debe ser así. Yo estoy de acuerdo que sea (ininteligible) que haya una ceremonia ordenada, tranquila, le dan las gracias por los servicios prestados y que haya un relevo armónico para que no se piense que ha habido una desavenencia, ni nada, de que esté en contra, ni nada por el estilo.

Y en cuanto a la cuestión futura de usted, el jefe me ha facultado para que diga usted a dónde quiere ir, cuánto es lo que desea ganar y me lo transmite usted...

Montesinos: El apoyo de acá yo voy a pedir, incluso, es más, suponiendo que usted dice: Doctor, sabe que me voy a tomar 30 días de descanso. Yo tendré que completarle lo que gana acá y más lo que usted tenía en el otro lado, para que usted no tenga un desbalance.

Montesinos: Puede ser algún organismo internacional, ahí tenemos a Naciones Unidas, tenemos OEA, tenemos Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, tiene usted en Ginebra a organismos internacionales y tiene usted en Viena a la Comisión de Drogas, ahí ganan 10 mil, 15 mil dólares.
Ahora, fuera de eso, yo lo voy a seguir apoyando por el tema, o sea, cualquiera (ininteligible) yo seguiré apoyándolo para cubrir el presupuesto que siempre usted ha tenido.

Montesinos: Claro, pero de todas maneras que salga la renuncia, ¿no le parece?, entonces como a él (ininteligible) lo tienen que dar llevarlo desde cuando se va a publicar, allí nomás hagamos una decisión con fecha de hoy día.

Dellepiane: Eso lo tenemos en el escritorio (ininteligible).

Montesinos: Señores miembros de la Comisión Ejecutiva.

(Dellepiane elabora, firma y entrega su carta de renuncia a Montesinos)

Montesinos: (ininteligible)... pon la fecha del 5 de mayo. Hay que poner la firma también.

Entonces le agradezco su comprensión y créame que lo siento bastante en lo personal, porque soy una de las pocas personas que ha tenido la suerte de trabajar cerca de usted y apreciar su dedicación y entrega al trabajo, pero son cosas de la vida, que todos somos soldados y cumplimos decisiones.

El presidente me ha dicho a mí que cualquier alternativa. Ahora, claro, él veía el tema del extranjero por el problema económico, porque usted sabe acá el sueldo es una miseria. O sea, en la administración pública no hay problema de...

Dellepiane: Y como no soy ratero, peor.

Montesinos: Así es.

Entonces, la única forma era afuera por la cuestión económica. Como le digo, mi compromiso personal, y en eso yo seguiré apoyándolo económicamente para seguirle manteniendo el presupuesto permanentemente, conforme usted ha organizado su planilla.

Dellepiane: Le agradezco mucho doctor, le deseo la mejor de las suertes para (ininteligible).
 

* Publicado en el diario Liberación, Lima 15 de febrero del 2001, página 3.
 

Volver